Mató a cantante de orquesta


Aunque no quiso confesar, todos los testigos lo señalaron. Ronald Elí Yglesias Gil, de 26 años, integrante de “Los 80”, fue quien apretó el gatillo y mandó a la tumba al cantante de la orquesta “Dominó”, Walter Simón Contreras Chaupe.

Es por eso que ayer la policía lo entregó a la Fiscalía que por las evidencias y la contundencia de los testimonios en su contra exigirá de inmediato su encierro en la cárcel donde podría pasar los próximos 25 años de su vida.

LO MATÓ DELANTE DE SU HIJA


Mientras la farándula trujillana lamenta la partida de Walter Simón Corcuera Chaupe, se van conociendo detalles del episodio sangriento que acabó con sus 43 años y lo arrancó de este mundo de manera violenta.

Uno de los más espeluznantes es que su propia hija, una niña de apenas 5 años de edad, presenció su muerte mientras jugaba, quedando prácticamente traumatizada para toda la vida.

“¡Las balas pudieron caerle a ella, mi hija pudo haber muerto también!”, dice Sonia Vásquez, lamentando con su llanto la muerte de su esposo y abrazando fuerte a su pequeña como un náufrago que se aferra a un salvavidas.

Como lo informó Satélite, el crimen tuvo como escenario el mercado La Hermelinda, frente a la avenida Federico Villarreal, justo en las afueras del puesto de venta de carbón que desde hace más de una década y media administraba el cantante Walter Simón Corcuera Chaupe.

Eran las 5 de la tarde del martes cuando la muerte cubrió el lugar.

El cantante de la gigante orquesta “Dominó” estaba en su puesto vendiendo carbón, mientras al costado, donde se venden pollos, el comerciante Miller Mantilla Reyes tomaba cerveza y jugaba casino con dos hermanos, uno de los cuales, conocido “Zorra”, había estacionado a escasos metros su taxi modelo tico.

Un cliente llegó al lugar y a fin de dejarlo pasar, Walter Simón Corcuera Chaupe movió su Volkswagen de placa AB 8427. Pero tuvo tan mala suerte que rozó el tico de “Zorra”. Es entonces que el hermano de este, Ronald Elí Iglesias Gil, de 26 años, montó en furia y le reclamó al cantante.

“El asesino no entendía razones, amenazó a Walter y hasta le dijo que su Volkswagen podía quemarse si no le pagaba por los daños que ocasionó en el tico de su hermano. Esa era una amenaza, ambos discutieron y al final el asesino se fue caminando. Mientras se alejaba iba hablando por teléfono, quién sabe con quién. Ahí nomás, a los pocos minutos regresó, pero ya con un arma”, contó a Satélite uno de los tantos testigos que presenció el asesinato.

En efecto, lo que Ronald Elí Yglesias Gil hizo fue ir a conseguir un arma porque no soportó que el cantante lo desafiara sin mostrarle temor.

Es así que el asesino volvió, se acercó al cantante quien estaba de espaldas en su puesto y una vez que lo tuvo cerca le disparó un tiro en el cuello, después, sin piedad, lo remató de tres tiros más por la espalda.

Ronald Elí Yglesias, ya convertido en asesino, escapó.

Sonia Vásquez salió de su puesto al escuchar los disparos y encontró a Walter Corcuera, el padre de sus cinco hijos, tendido sobre el pequeño charco de sangre que se formaba en el suelo. Aunque lo auxilió, la vida del cantante se apagó camino al hospital Regional.

ASESINO CAYÓ EN UN BAR

Los detectives del Departamento de Investigación Criminal Norte interrogaron a los testigos y de inmediato desplegaron la búsqueda del asesino. Tres horas y media más tarde, es decir, a las 8 y 30 de la noche, por fin lo encontraron.

Como si nada hubiera pasado o como si estuviera acostumbrado a matar gente, Ronald Elí Yglesias Gil, de 26 años, estaba sonriente y despreocupado, tomando cerveza con dos amigos en el bar de la calle Venezuela en la parte alta de La Esperanza.

Los detectives lo llevaron a la sede policial de la Depincri Norte donde ayer en la mañana la sonrisa se le borró del rostro. Sucede que uno a uno los testigos lo señalaron en presencia de la fiscal como el hombre que mató al cantante Walter Contreras Chaupe.

Es más, al investigarlo, los detectives descubrieron que tenía algunos antecedentes policiales, como una detención por manejar un auto que robaron “Los 80” por órdenes de la “Tía Pilar” el año pasado y otro por la participación en un asesinato

Por la tarde, Ronald Yglesias fue entregado a la Fiscalía y hoy está prácticamente con un pie en la cárcel.

LO VELAN EN LA HERMELINDA

Hoy, los restos del cantante Walter Corcuera Chaupe son velados en el puesto de venta de carbón, a pocos metros del lugar donde su vida se apagó.

Ahí, su viuda llora desconsolada mientras recibe el pésame junto a sus hijos de 15, 10, 9, 5 y de 1 año y 7 meses que se han quedado sin padre.

Una de las personas que lamentó profundamente su muerte es José Luis López Villanueva, director de la orquesta “Dominó”, quien en diálogo con Satélite recordó al fenecido cantante, al popular “Walterín”, como lo llamaba de cariño.

“Walter tenía más de 25 años en la orquesta. Recuerdo que entró como percusionista, pero un día en los ensayos escuché a alguien que cantaba muy bien, cuando doy vuelta me encuentro con que era Walter quien estaba cantando un tema de (Antonio) Cartagena. Desde ese momento lo invitamos a cantar, recuerdo que empezó con mucha vergüenza hasta que cogió cancha. Nosotros le decíamos de cariño “Walterín” o “Pancini” porque era un poco gordito. Es muy lamentable lo que le ha sucedido. Por eso exigimos mayor seguridad, incluso yo mismo estando en la oficina tengo miedo de lo que pueda pasar, de tener la puerta abierta y que de pronto aparezca un sicario o gente que quiera hacer daño. Ahora que se ha comprobado que el detenido es el asesino, exigimos que le caiga todo el peso de la ley. Su familia me ha pedido que lleve mi teclado y algunos músicos para despedirlo con alegría, como siempre lo quiso. Y por supuesto que vamos a  cumplir el último deseo de nuestro amigo. Descansa en paz Walter, se hará justicia por tu muerte”.

Más Noticias

Trujillo 4044872175312615694

FACEBOOK

item