Balacera entre bandas rivales dejó un muerto en el Casa Grande


Esta madrugada, la sangre corrió en el distrito de Casa Grande (Ascope). Un sicario de 19 años se peleó y mató en las afueras de una discoteca nada menos que al hijo del cabecilla de la temible banda “Los Loros”.

Sin embargo, los cómplices de la víctima fueron tras él, lo atraparon, lo masacraron y lo entregaron a la justicia.

Hoy, este criminal apodado “Yuca” permanece con severas lesiones en el hospital Regional de Trujillo, bajo custodia policial.


La policía de Casa Grande informó que los trágicos hechos ocurrieron en los exteriores de la discoteca “Fabrizios” ubicada en la calle Grevilleas cuando el reloj marcaba las 3 de la madrugada.

Según la investigación preliminar que realizó la policía, dentro del local se divertía Jhonny Alexander Pablo Quispe, apodado “Loro”, hijo del delincuente apodado “Pablo Pocho”, el cabecilla de la banda “Los Loros” que murió hace dos años.

En la discoteca también estaba Marcos Esteban Estrada Tapia, de 19 años, un sicario rival apodado “Yuca”.

En medio de la fiesta, “Loro” y “Yuca” tuvieron un pleito, a decir de los detectives, por un tema asociado a drogas.

El problema terminó a golpes y en las afueras del local. Ahí, “Yuca” se defendió y le disparó un tiro en el pecho a “Loro” quien murió antes de recibir las primeras atenciones médicas.

Al ver a su amigo caído, sus cómplices se le fueron encima a “Yuca” quien para mala suerte se había quedado sin balas. A golpes fue reducido y entregado a la policía que debido a sus graves lesiones, y por su seguridad, lo trasladó de emergencia al hospital Regional de Trujillo.



Hasta el cierre de esta edición, Marcos Esteban Estrada Tapia, alias “Yuca”, permanecía en la unidad de emergencia bajo custodia policial acompañado de su madre y sus familiares. Los médicos informaron que además de las lesiones padece de tuberculosis.

Más Noticias

Policiales 421745265451547849

FACEBOOK

item