La violencia y el crimen se apoderan del valle Chicama


Hasta febrero han tenido lugar ocho asesinatos en la provincia de Ascope.

Cinco en Casa Grande, dos en Cartavio, y uno en Paiján. Dichos hechos de sangre aún no han sido resueltos por la policía y el Ministerio Publico. Apenas se han capturado a un par de sospechosos.

Según el general César Gentille, se está coordinando la detención preliminar del presunto asesino de Juan Pablo Arteaga, alias “Quispe”.

El primer crimen del año ocurrió el 6 de enero en Casa Grade y la victima fue Ivan Flores Ramirez (18), cuando arribó al reservorio Lache con unas amigas en una mototaxi.

CRIMENES A GRANEL

El 14 de enero, en Cartavio, asesinaron en su propio vehículo, al chofer de la empresa “El señor de Los Milagros”, Luis Pinillos Cedrón (44). En ese mismo pueblo, a espaldas de la comsaría, mataron al colectivero Juan Valderrama Moreno (33), el 26 de enero, tres días después de una balacvera en un bar clandestino de Casa Grande, causó la muerte de Daniel Lavado Yesquén (22) y cinco menores resultaron heridos.

CIFRAS DE TERROS

El 5 de febrero un certero balazo en la cabeza acabó con la existencia del mototaxita Jacinto Wilmer Torres Ayay (33), en una losa deportiva de Paiján. Siki 24 horas después, sicarios menores asesinaron, armas en mano, a Manuel Ricardo Mestanza Araujo (54) y Luz Vargas Izquierdo (50), en Casa Grande.

Finalmente, el 25 de febrero acribillaron a Juan Pablo Arteaga (47), alias “Ciego”, nuevamente en Casa Grande. Un día después murió.

Fuente: El Correo

Más Noticias

Valle Chicama 5984011482794502599

FACEBOOK

item