"Si el suboficial César Díaz va a prisión, lo van a matar"

Capitán y agente dan testimonio y coinciden: efectivo imputado fue clave para capturar a miembros de "Cojo Mame"

En las tensas horas de la mañana y la tarde del martes 28 de abril, los policías que han venido trabajando en la Depincri (Departamento de Investigación Criminal) de Paiján junto a suboficial César Díaz Cabrera, hoy acusado de tener vínculos con la banda del “Cojo Mame”, dieron su testimonio en el Ministerio Público de Trujillo como parte de las investigaciones de este caso tan sonado.

Correo ha tenido acceso a las declaraciones claves dadas ese día por el capitán PNP Enrique Mendoza Arana y el suboficial Higor Silva Fumachi, quienes atestiguaron ante el fiscal del caso, William Rabanal Palacios, en Trujillo.

Los testimonios de los policías traen más de una sorpresa y abren más interrogantes en torno a la acusación contra el suboficial que aparentemente se identificaba como “Kike” en las conversaciones telefónicas con la organización criminal.

"SUPONGO QUE SÍ". Cuando el fiscal Rabanal Palacios, junto a Alfredo Galindo, abogado defensor del policía acusado de pertenecer a las filas del “Cojo Mame”, interrogaron el último martes al capitán PNP asignado a la Depincri de Paiján, Enrique Mendoza Arana, este se mostró poco claro y dubitativo en un inicio.

Por ejemplo, al ser preguntado por la intervención hecha por su equipo a Edgar Joseth Florián Carlos, conocido como “Sobrino” o “Joseth” de la organización criminal del “Cojo Mame”, responde que “no recuerdo bien”. Y cuando le preguntan si es que el suboficial César Díaz Cabrera dio la información básica para dicha captura, dice: “No recuerdo, pero supongo que sí”.

Eso sí, pese a que en un comienzo Mendoza Arana no da detalles sobre si se hace o no un trabajo de inteligencia policial desde su equipo, confirma que tanto el efectivo acusado como los otros a su mando sí trabajan con informantes.

“Cada efectivo policial tiene sus informantes, y ellos recepcionan sus informaciones. De ser positiva la información, se hace el operativo. Cómo lo recolectan (la información) es independiente de cada uno”, se lee en sus declaraciones ante el fiscal, en Trujillo.

AMENAZADO. Sin embargo, uno de los pasajes más llamativos de su declaración es cuando confirma que todos los logros que su división obtuvo en Paiján contra los miembros de la banda del “Cojo Mame” fueron posibles gracias al trabajo y la recopilación de la información conseguida por el agente que hoy es acusado de colaborar con la organización criminal. Sobre todo, la captura al sicario que mató al teniente gobernador de Licapa.

“Sí, todos los logros han sido por él”, ha dicho en su testimonio. “Cuando atrapó al asesino del teniente gobernador de Licapa... El que lo mató fue ‘Mojarra’, creo que él pertenece al (grupo) del ‘Cojo Mame’”.

Lo que añade a continuación es aún más fuerte, pues habla de una amenaza de muerte que podría concretarse con el agente César Díaz en prisión.

“Igual que al ‘Tacubayo’, pero la Fiscalía lo dejó libre. El ‘Mojarra’ lo amenaza al suboficial César Díaz Cabrera y al (agente) Fumache, que cuando él salga del penal lo van a matar a los dos. El ‘Mojarra’ lo va a matar a ellos dos, si César va a la prisión lo van a matar”.

LO CONFIRMA. El suboficial Higor Silva Fumachi, otro de los testigos que dieron su manifestación el martes 28 en Fiscalía, ha confirmado lo dicho por el capitán Enrique Mendoza Arana.

Silva Fumachi ha declarado en el Ministerio Público queel alias “Mojarra”, “mediante personas desconocidas mandaba mensajes (en los ) que nos decían que no nos apersonemos a declarar en su contra porque si no nos iban a matar”.

“Pese a estas amenazas, el suboficial César Díaz Cabrera y mi persona acudimos a dicha audiencia donde no fue necesario dar nuestro testimonio porque este sujeto aceptó su culpa y fue sentenciado a 6 años por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego y municiones”, se lle en sus declaraciones.

Aún más, el agente ha afirmado en su testimonio que “debido a la labor policial que estamos realizando no solamente hemos sido amenazados por estos sujetos sino que también por mensajes de terceras personas, que (nos dicen que) el ‘Cojo Mame ‘nos quiere matar por estar capturando a la mayoría de su batería”.

Aquí, es preciso recordar que la captura del “Mojarra”, sicario del “Cojo Mame”, se dio el año pasado gracias al trabajo de la Depincri de Paiján. Y fue por este motivo justamente que tanto César Díaz, hoy acusado, como sus compañeros, recibieron sendas condecoraciones de reconocimiento.

SÍ SABÍAN. “La mayor parte de las investigaciones fueron realizadas gracias al aporte del suboficial César Enrique Díaz Cabrera”, remarca en sus declaraciones el agente, como para que no queden dudas. Pero lo que agrega en su testimonio puede dar un nuevo giro a lo que se ha venido ventilando en la investigación fiscal respecto al policía acusado:

“Quiero agregar que cuando se manejaba una información el efectivo policial conjuntamente con el capitán Enrique Mendoza Arana ingresaba a la oficina del coronel Juan Mindaca Montenegro a fin de darle cuenta de las acciones a realizar, lo cual en varias oportunidades también fue realizado por su persona”.

Hubo, según el testimonio, un conocimiento de los jefes inmediatos de los trabajos de inteligencia de los agentes, pese a que la versión oficial la niega o no la consigna.El caso sigue abriendo aún más interrogantes.

Más Noticias

Valle Chicama 2389461374506907065

FACEBOOK

item