Matan de 5 balazos a chofer de colectivo

La Libertad parece desangrarse. A los asesinatos ocurridos la última semana, se suma otro perpetrado anoche, a 200 metros de la Panamericana. Unos sicarios asesinaron de cinco balazos a un chofer de 27 años, luego de obligarlo a desviarse de su ruta. El fallecido recibió cuatro de los disparos en el pecho. El último, aquel con el que los matones se aseguraron de apagar su vida para siempre, le perforó el cráneo.

David Ocas Shangay, el agraviado,  fue visto por última vez alrededor de las 8 p. m. Solía cubrir la ruta que une Chocope y Casa Grande en su colectivo, una station wagon azul de placa T3F-145. Una hora más tarde, fue encontrado, ya sin vida y recostado sobre el volante, a un oscuro paraje al costado de la carretera. Además, estaba sangrando de unos orificios en el cuerpo y la cabeza.

Aunque el caso es todavía investigado por la policía, todo apunta a que los criminales abordaron su unidad y que, en cuanto salió de Chocope, lo encañonaron y lo obligaron a desviarse de la ruta. 

NO LES TEMBLÓ

LA MANO

Al estar ya lejos de la vía, los delincuentes no le tuvieron piedad a Ocas: le dispararon en el pecho y la cabeza. Después escaparon, sin que por ahora se sepa quiénes son o a qué banda pertenecen.

Ocas, como ya mencionamos, fue encontrado una hora después. Sobre los posibles móviles, se asume, por ahora, que fue víctima de una cruel venganza. Una tercera persona, al parecer, pagó para que lo maten.

A la escena llegaron después la policía y los peritos de criminalística para iniciar con las investigaciones. Se supo, de otro lado, que Ocas es hijo de un trabajador de la municipalidad de Chocope; además, deja un niño. Sus restos fueron internados luego en la morgue, donde sus parientes rompieron en llanto al verlo sobre la mesa de autopsias.

Más Noticias

Valle Chicama 3915130300936949225

FACEBOOK

item